EL BATEO

LETRAS DE...

EL BATEO

Seguidillas y tango
Dúo-habanera: "Yo me llamo Virginio Lechuga"
Coro: "Bateo pelao"
Coro: "Somos los organilleros"
Polka: "¡Qué grupo más bonito!"
Gavota: "Pianísimo ese re"

 

 

Seguidillas y tango
(Wamba y coro)

Coro. No quiere el Municipio regar
en el Lavapiés,
pa que no se deshaga la sal
que está por coger.
Llevan las madrileñas, ¡olé!
en el delantal,
un ramo de claveles, ¡olé!
y cuatro de azahar,
para adornar la Virgen, ¡olé!
de la Soledad.


Tango

Coro. Tun, turuntún,
tum, turuntún,
cuchichí, cuchichí,
cuchichí, cuchichí.

Wamba. El día menos pensado
pasa una barbaridad.

Coro. ¡Ah! Cuchichí, cuchichí,
cuchichí, cuchichí.

Wamba. Me paece que ni los rabos
quedan de la sociedad.

Coro. ¡Oh! Cuchichí, cuchichí,
cuchichí, cuchichí.

Wamba. Estamos de tal manera
que si esto siguiera así,
la dinamita y el fuego
tendrán que venir.

Coro. ¡¡Uf!!

Wamba. Pues tanto nos van haciendo
que al fin habrá que gritar:
arriba los socialistas y abajo ...

Coro. ¿Eh?

Wamba. No se puede hablar.

Coro. Tun, turuntún, etc.
Cuchichí, cuchichí, etc.

Wamba. El día que yo gobierne,
si es que llego a gobernar.

Coro. ¡Ah! Cuchichí, cuchichí, etc.

Wamba. Lo menos diez mil cabezas
por el suelo rodarán.

Coro. ¡Oh! Cuchichí, cuchichí, etc.

Wamba. Haremos de carne humana
la estatua de Robespier,
para que sirva de ejemplo
el mártir aquél;
haremos doscientas partes
del oro de la nación;
la una para vosotros
y el resto ...

Coro. ¿Eh?

Wamba. Para el cantaor.

Coro. Cuchichí, cuchichí, etc.

Todos. ¡Qué tango más levantisco,
más chulapo y más guasón. ¡Pom!

 

 

 

Dúo-habanera: "Yo me llamo Virginio Lechuga"
(Virginio y Visita)

Virginio. Yo me llamo Virginio Lechuga
García y Quirós,
gracias a Dios;
y desde este momento, señores,
soy su servidor
y admirador.
Donde sirvo se presta dinero
sin más interés,
que a fin de mes,
por cincuenta duros
tiene usté que dar
mil doscientos reales al pagar.
Todas estas gangas
que mi amo proporciona,
son para dejarle
arruinada a una persona,
pues si de este modo
tira el capital,
veo en un asilo
a mi principal.

Aquí traigo unas medias de seda
color carmesí,
pero hasta allí,
quiera Dios que a Visita
le gusten
lo mismo que a mí;
creo que sí.
De seguro que cuando las vea
me va a regañar
y a preguntar:
"¿Para qué hace ésto,
señor Virginín?"
"Para que se acuerde usté de mi".

Cuando se las ponga
y el vestido se levante
un poquinitito
nada más que por delante,
¡válgame San Pedro!
lo que se verá ...
Dios que me perdone
si es que pienso mal.

Visita. Muy buenos días, señor Virginio.

Virginio. Muy buenos días, los tenga usté.
(Cuando me mira, me vuelve loco
y me sonrojo, no sé por qué)

Visita. (Hoy con este memo
me divertiré,
y de sus sandeces
me chulearé)
Soy una chula muy resalá.

Virginio. ¡Olé ya!

Visita. Soy un granito de pimentón.

Virginio. ¡Olé yo!

Visita. Todos los hombres, cuando me miran
por mí suspiran,
y todos van
detrás de mí,
porque me traigo timos hasta allí.

Virginio. ¡Olé que sí!
Yo soy un lila como usté vé.

Visita. Ya lo sé.

Virginio. Soy un pedazo de requesón.

Visita. Y un simplón.

Virginio. (Yo me declaro)

Visita. ¿Decía usté?

Virginio. Que hace un día muy hermoso.

Visita. Y un bochorno de chipé.

Virginio. (No puedo más,
esto es atroz;
¿por qué seré
tan cobardón?)

Visita. ¿Qué tiene usté,
tan enfadao?
(Acaso yo
le habré faltao)

Virginio. (Ahora mismo se lo digo
y estas tonterías
ya se han acabao)
Estoy ... estoy ...

Visita. ¿Qué?

Virginio. Estoy muy enamorao
de una chica muy chulapa,
que me trae dislocao.

Visita. ¿Se pué ... se pué ...
se puede saber quién es?

Virginio. Pues es ... pues es ...

Visita. Pues, hijo ...

Virginio. Pues es ... usté.

Visita. Mira qué pillín
y qué tunantón.
Voy a darle a usté
la contestación.
Lo que me ha dicho,
¿será con buen fin?

Virginio. Que me condene
si no fuera así.

Visita. Pues desde hoy lo consultaré,
y veré ...

Virginio. ¡Qué felicidad!
No sé lo que me pasa
ni lo que me dá.
Jure que suyo
tan solo seré.

Visita. Dentro de un rato
se lo juraré.

Virginio. Venga esa mano.

Visita. Con ella van
cinco dedos muy bonitos
para andar a bofetás.

Virginio. ¡Qué fuerza tiene la condená!
¡Olé ya!

Visita. Soy muy nerviosa como usté ve.

Virginio. ¡Ya lo sé!

Visita. (Este panoli se figuró
que en cuantito que me hablara
era dueño de mi amor)
¡Vaya un cimbel! ¡Vaya un guasón!
¡Qué lila es! ¡Ay, qué simplón!

Virginio. (¡Ay, qué placer! ¡Qué alegre estoy!
¡La conquisté! ¡Qué pillo soy!)
Rica.

Visita. Rico.

Virginio. Mona.

Visita. Requetemonín.
¡Huy, huy, huy, huy! (¡Ay, qué simplón!)

Virginio. (¡Qué pillo soy!)

 

 

 

Coro: "Bateo pelao"

Chicos. Bateo pelao,
que a mí no me han dao.
Que se muera la criatura
si es que no echan confitura.

Coro. Ya está aquí el chiquitín;
en marcha sin tardar,
pues ya por fin
lo vamos a bautizar. ¡Olá!
La juerga tié que ver:
de lo más superior.
¿Verdá que usté
así nos lo prometió?
¡Vaya una juerguecita!
¡Qué jaleo se va a armar,
con tantos invitados
y un padrino tan barbián!
¡Olé, olá, olé, olá!

 

 

 

Coro: "Somos los organilleros"
(Organilleros)

Organilleros. Somos los organilleros,
somos los pianistas
de la capital,
que nos declaramos en huelga
por necesidad.
Nuestros amos nos explotan
y nos tiranizan tan sin compasión
que por eso el gremio pedimos
más retribución.
Ya no podemos tocar;
se halla de luto Madrid:
ya no podéis escuchar
piezas de baile hasta allí.
Ahora tendréis que bailar
música de Beethoven,
arias de Verdi o Mozart
y óperas de Meyerbeer,
y en las verbenas
tendrán que suplir
nuestros pianos de manubrio
con el arpa o el violín;
pero tenemos
la seguridad
que hacemos falta
y que se arreglará.
Somos los organilleros, etc., etc.

Mas por si acaso ya no nos vemos
y no nos oye la autoridad,
el repertorio
os tocaremos
y un paso doble
sin estrenar.
La, la, la, la,
¡Qué feliz que voy a ser!
La, la, la, la,
¡qué feliz!

Don Tancredo, don Tancredo,
don Tancredo es un barbián,
la, la, la, la, la.
¡Qué lástima nos da
que no se puede oír
el canto popular
que oyó todo Madrid.
No entornes,
cuando me mires,
tus ojos, negros,
mala gachí,
que toda mi vida
se va tras de ti.
Si entorno
mis ojos negros,
no debe darte
pena ni ná,
que lo hago
de gusto
que el verte
me da.
La, la, la, la.
Y pa concluir,
vamos a tocar
este paso doble
tan original.
Ram, ram, ram, ram,
rataplám.

Hay que ver los golfos de Madrid
cuando van marchando con la tropa,
y al compás tan marcial
del bombo y el clarín.
Hay que ver las niñas al balcón
con carita alegre y la mirada
trastorná saludar
al batallón.
Ta, ta, ram, plam, plam.
Hay que ver los golfos, etc.
Tarará, tararí,
rataplán, plam, plam.

Uno. Media vuelta.

 

 

 

Polka: "¡Qué grupo más bonito!"
(Pelicula y coro)


Pelicula. ¡Qué grupo más bonito!
¡Qué artístico va a ser!
Señores, a sus órdenes.

Coro. El fotógrafo, el fotógrafo.
¡Correr!

Pelicula. Ponerse aquí,
porque la luz
es más igual.

Coro. ¿Estamos bien?

Pelicula. Parfeteman.
Ustedes tres
haciendo escorzo por aquí
La vista allá
y el cuerpo así.

Coro. Que nos saque usté los ojos
rasgaditos
y los talles pequeñitos
y una boca de chipén.

Pelicula. Se tre bien.

Vieja. Petronila,
ten un poco de pupila,
tápate con el vestido
los juanetes, de los pies.

Pelicula. Tres calles .
No tengan cuidado
que saldrá muy bien.
¡Qué conjunto!
¡Qué clichés!
¡Qué preciosos
van a ser!

Coro. Mejor será
que nos retrate usted así.

Pelicula. Voy a probar.
Se tre yolí .
Ceñirse más
para que el grupo salga bien.

Coro. ¿Se pué bailar?

Pelicula. Tranquilemen.
Señores, un momento,
que voy a terminar.

(Salen dos camareros con cazuelas
y se paran delante del aparato)


¡Quietos, más risueños!

Coro. ¡Ja, ja, ja, já;
olé ya!

 

 

 

Gavota: "Pianísimo ese re"
(Músico y coro)


Musico. Pianísimo ese re;
empieza el minué.

Coro. Aquí se baila
con elegancia y chic;
los cuerpos rígidos
y el brazo así.

Señoras. ¡Qué bien se baila!
¡Qué buen compás!

Hombres. Pero agarrado
me gusta más,
porque se tiene
más libertad.

Uno. Jesús, ¡qué mano
tan suave tiene usted!

Una. Pues si le gusta
se la prestaré.

Otra. ¡Que me lastimas
el anular!

Otro. Pues dame el gordo
si te es igual.

Musico. Tener cuidado
con ese fa.

Otro. ¿Qué hay de aquel asunto
que te dije ayer?

Otra. Me pides unas cosas
que no pueden ser.

Coro. Ni en París,
ni en soirés ,
ni en el Real
así se bailan
los minués.

Hombres. ¡Ay, su mamá!
Mejor los señoritos
no lo bailarán.

Señoras. Dí tú que sí,
y quedas invitao
a mi gardén partí .

Hombres. Tres mersis.

Señoras. Tres o más.

Todos. ¡Plin, plin,
ris, ras!

 

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...
Ver todos los comentarios

Comentarios

27.02 | 12:51

En la Zarzuela, Luisa Fernanda. Letra canción de los vareadores.

...
27.02 | 12:28

Me podéis decir en qué zarzuela interpreta: “hay mi morena, morena clara; hay mi morena, qué gusto da mirarla”... a

...
03.10 | 16:28

en qué página puedo encontrar libretos completos de zarzuelas???

...
15.08 | 05:04

Alguien conoce un chotis que empieza "en la calle de la Bola tiene Inés un bar expres muy concurrido..."

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO