CURIOSIDADES DE ZARZUELAS

La Gran Vía (zarzuela)


La zarzuela del Género Chico La Gran Vía se estrenó el 2 de julio de 1886 en el Teatro Felipe, que era una especie de anexo veraniego del Teatro Variedades.

Libreto de Felipe Pérez y González con música de Federico Chueca y Joaquín Valverde.

El libreto está inspirado en el proyecto de la construcción de la Gran Vía, lo que le da ocasión al autor de personalizar las calles y los tipos de Madrid con su carácter. Este Gran Vía fue un proyecto de Carlos Velasco para hacer una avenida transversal que uniera la calle de Alcalá, desde la iglesia de San José, con la actual plaza de España. Este proyecto se había hecho público en marzo de 1886, pero no llegó a realizarse por la oposición de los vecinos y la falta de presupuesto.

La obra no tiene un argumento definido, sino que trata la realidad del momento con alusiones políticas y a la administración municipal. Pero no solo se satiriza el tema político, sino los tipos madrileños: la Menegilda (que sirvió llamar, desde ese momento, a las criadas de servir), el isidro, los ratas, el paseante...

La Gran Vía no sólo fue un éxito nacional, sino que también lo fue más allá de nuestras fronteras.

 

 

 

Fragmentos más populares

Tango de la Menegilda
Pobre chica
la que tiene que servir.
Más valiera
que se llegase a morir.
(...)
Cuando yo vine aquí,
lo primero que al pelo aprendí
fue a fregar, a barrer,
a guisar, a planchar y a coser.

 

 

Jota de los Ratas
Soy el Rata primero.
Y yo, el segundo.
Y yo, el tercero
(...)
!Ay, qué gracia tiene
esta ratonera,
que se van los Ratas
de cualquier manera!
Vamos con cuidado,
sin pestañear,
y van ya mil veces
que nos chuleamos
de la autoridad.
!Riá!.

Agua, azucarillos y aguardiente

 
 

La zarzuela Agua, azucarillos y aguardiente es otra de las zarzuelas que tienen por escenario Madrid.

El libreto fue escrito por Miguel Ramos Carrión y la música se la puso Federico Chueca. Se estrenó en el Teatro Apolo el 23 de junio de 1897.

La obra está ambientada en el Madrid de finales del siglo XIX y refleja a la clase media empobrecida en contacto con las clases más humildes. Se desarrolla en las proximidades de la Verbena de San Lorenzo, el 9 de agosto, en el paseo de Recoletos. En la obra se citan otras calles, como la Ribera de Curtidores, el Prao, la Plaza de Colón, Lavapiés, Las Vistillas, la Puerta de Alcalá, la Cebá. En la obra aparecen personajes y situaciones del Madrid de la época: aguadores y aguadoras, cigarreras, chulapos y chulapas, manolos y manolas, castañeras, barquilleros, el olor a churros calientes y la limonada en los barreños de barro cocido, niñas jugando al corro mientras las niñeras coquetean con los soldados, etc... Es decir, el Madrid castizo del chotis, el pasodoble y el organillo.

Argumento

Asia, niña cursi, y su madre Dña. Simona, se mudaron a Madrid donde llevan una vida mísera, debiendo dinero hasta al casero. Una carta del tío del aconseja regresar al pueblo (Valdepatata), donde el primo está loco por casarse con Asia. Pero ésta sueña con Serafín, hijo de un ex ministro.

Serafín ofrece dinero a Pepa, que regenta un quiosco, para que le eche un somnífero a la madre de Asia, pero se niega. Lorenzo, compañero de Pepa decide echarlo el mismo. Llegan Asia y su madre para pedir dinero a Serafín para pagar la renta, la madre cae en aparente sopor y Serafín promete el cielo a Asia. De repente la madre despierta y se van como es habitual al Paseo de Recoletos. Serafín cae en un profundo y verdadero sueño, ya que también había ingerido el somnífero. Asia, desengañada, está dispuesta a volver a Valdepatata. A la media noche Pepa y Lorenzo con otra pareja se van al baile de la Verbena de San Lorenzo, mientras que a Serafín, que sigue durmiendo, le roban la ropa y la cartera.

Características de la obra

La obra no plantea ningún motivo central ni trama unificadora.

Está dividida en dos cuadros independientes entre sí, siendo el segundo el más castizo y expresivo.

Su estreno fue modesto y sin pretensiones, era una obra para ese verano, para estar en cartel sólo unas semanas. De ahí el subtítulo de Pasillo Veraniego.

Fragmentos más populares

 

Coro de niñeras
Tanto vestido blanco,
tanta parola,
y el puchero a la lumbre
con agua sola.
Arrión, tira del cordón,
cordón de la Italia,
¿dónde irás amor mío
que yo no vaya?

 

 

Coro de Barquilleros: Vivimos en la Ronda de Embajadores
Vivimos en la Ronda
de Embajadores,
al lao de la Ribera
de Curtidores.
Pasamos nuestra vida
con los chiquillos
que son los que consumen
nuestros barquillos.
Cruzamos el Prao,
la plaza Colón
voceando: ¿quién los quiere
tiernecitos,
tostaítos
de canela y de limón?
Las niñeras y los soldaos
por nosotros están pirraos
y dan cuartos a los chiquillos
pa que se los jueguen a los barquillos,
y a los ocho u diez u doce
que les damos por favor
se los comen casi siempre
entre la niñera y el gastador.
Cuando viene un señorito
y nos dice: vamos a jugar,
en menos que canta un gallo
la trampa está prepará.
Como están los clavos flojos
y la máquina desnivelá,
por más que se vuelva mico,
que ni pa Dios que nos pué ganar.
!Sería un pueblo!
¡U dos u tres!
Que un silbante ganar quisiera
a los barquilleros de Lavapié

LA VERBENA DE LA PALOMA

La verbena de la Paloma es una zarzuela con libreto de Ricardo de la Vega y música de Tomás Bretón. Se estrenó el 17 de febrero de 1894 en el Teatro Apolo de Madrid. Como era corriente en las zarzuelas lleva un subtítulo: El boticario y las chulapas y celos mal reprimidos.

Su título hace referencia a la Verbena de la Paloma, una de las más castizas y tradicionales de Madrid. Esta zarzuela es una de las más reconocidas y apreciadas por el pueblo madrileño, ya que además de la referencia a la Virgen Castiza es un retrato del Madrid de finales del siglo XIX, con sus chulos y chulapas.

Se estructura en un sólo acto, dividido en tres cuadros (las zarzuelas del Género Chico suelen tener un acto y ser de corta duración). Cada cuadro tiene decorado y escenificación diferentes. En la obra aparecen personajes tan entrañables y recordados como las chulapas, el sereno, los guardias (guindillas), el tabernero, además de otros tan castizos como Don Hilarión y su amigo Don Sebastián, la tía Antonia... Todos estos personajes son muy característicos del viejo Madrid del siglo XIX.

Argumento

La historia transcurre en el Madrid cercano a la calle de Toledo en el atardecer y noche del 14 de agosto. Susana y Casta, dos jóvenes trabajadoras de un comercio de la zona, aceptan los galanteos de un maduro boticario, don Hilarión. Julián, que está enamorado de la Susana se pone de los nervios y no ve con buenos ojos ni al viejo boticario ni sus intenciones. Llega el día de la Verbena de la Paloma y las dos jóvenes, con su mantón de Manila y un vestido de seda chiné, deciden acompañar a su anciano admirador a la verbena. Julián estará allí, acompañado de su Tía Rita, que no cesa de intentar disuadirle de ceder a la ira, recordándole a cada paso: "que tiés madre".

Fragmentos más populares

El aceite de ricino

El aceite de ricino

ya no es malo de tomar.

Se administra en pildoritas

y el efecto es siempre igual.


Hoy las ciencias adelantan

que es una barbaridad

¡Es una brutalidad!

¡Es una bestialidad!


La limonada purgante

no la pide nadie ya.

Como que esa limonada

ya no sirve para ná.


Es lo mismo que un refresco

de naranja o de cebá.

Pues por eso justamente

ya no es chicha ni limoná.


Pero el agua de Loeches

es un bálsamo eficaz.

Hoy la Ciencia la registra

como muy perjudicial.


El calor que hace esta noche

sí que es una atrocidad.

Y yo tengo a todas horas

la cabeza tan sudá.


Eso es bueno y conveniente,

mi señor don Sebastián.

¡Quién diría que esta camisa

me la acaban de planchar!


He leído que el que suda

vence toda enfermedad.


Hoy las ciencias adelantan

que es una barbaridad

¡Es una brutalidad!

¡Es una bestialidad!

 

Canción de Julián

(Julián)
También la gente del pueblo

tiene su corazón finito,

y lágrimas en los ojos,

y celos mal reprimidos.

Bigornia del herrador

es este corazón mío:

Cuantos más golpes le dan,

más duro está el maldecío.

¡Y por una mornea

chulapa me veo perdido!

Y a la cara me sale el

coraje que tengo escondío.

(Señá Rita)
Si a la cara te sale el

coraje que estaba escondío,

deja ya la morena

chulapa y ten más sentío.

 

 

Por ser la Virgen de la Paloma (seguidillas)

Por ser la Virgen

de la Paloma,

un mantón de la China-na,

China-na, China-na,

un mantón de la China-na

te voy a regalar.


Toma un churrito,

mi niña, toma.

Y no seas indina-na,

dina-na, dina-na,

Y no seas indina-na,

que me vas a matar.


Por ser la Virgen

de la Paloma,

un mantón de la China-na,

China-na, China-na,

un mantón de la China-na

me vas a regalar (te voy a regalar).


Venga el regalo

si no es de broma.

Y llévame en berlina-na,

lina-na, lina-na

Y llévame en berlina-na

al Prado a pasear.

 

 

Coplas de Don Hilarión

Una morena y una rubia,

hijas del pueblo de Madrid,

me dan el opio con tal gracia

que no las puedo resistir.


Caigo en sus brazos ya dormido,

y cuando llego a despertar,

siento un placer inexplicable

y un delicioso bienestar.


Y es que las dos,

¡ja, ja, ja, jay!,

y es que las dos,

¡ja, ja, ja, jay!,

se deshacen por verme contento,

esperando que llegue el momento

en que yo decida,

¡ja, ja, ja, jay!,

cuál de las dos

me gusta más.

 

Algo me cuestan mis chulapas,

pero la cosa es natural.

No han de salir a todas horas

con un vestido de percal.

Pero también algunas veces

se me ha ocurrido preguntar

si me querrán estas chiquillas

por mi dinero nada más. Pero, ¡ca!


Y es que las dos,

¡ja, ja, ja, jay!,

y es que las dos,

¡ja, ja, ja, jay!,

se deshacen por verme contento,

esperando que llegue el momento

en que yo decida,

¡ja, ja, ja, jay!,

cuál de las dos

me gusta más.

 

 

En Chiclana me crié (soleares)

En Chiclana me crié,

que me busquen en Chiclana

si me llegara a perder.


Los arroyos y las fuentes

no quieren mezclar sus aguas

con mis lágrimas ardientes.


Si porque no tengo madre

vienes a buscarme a casa

anda y búscame en la calle,


que me dijo mi madre que no me fiara

ni de tus ojos que miran traidores

ni de tus palabras.

 

 

Dúo de la Señá Rita y Julián

(Señá Rita)

Si el cariño a la Susana

se le ha acabao ya,

y te ha dicho que contigo

no quiere ya ná,

y la ves que a la verbena

con otro se va,

porque quiere la muchacha

y es su voluntad,

¿p'a qué quieres, condenao,

-¡maldita sea la!-

perseguirla y perseguirla,

si ya está arreglá,

y te ha dicho que contigo

no quiere ya ná?

Pues te muerdes la lengua,

y te vuelves p'atrás,

y le dices al otro:

"¡Anda y guárdatela!".

(Julián)
Y que un honrado cajista

-¡'dita sea la!-

que gana cuatro pesetas

y no bebe ná,

y se acerca a una muchacha

que siempre fue honrá

y se quié casar con ella,

todo es la verdad,

tenga que tener ahora

la boca cerrá,

y no decirla "tutanta,

bribona, arrastrá".

Que esto hacerlo yo no puedo

ni nadie lo hará.

Yo la quiero de veras,

y es la pura verdad.

No le digo yo al otro

"¡Anda y guárdatela!".

 

¿Dónde vas...? (habanera)

(Julián)
¿Dónde vas con mantón de Manila?

¿Dónde vas con vestido chiné?

(Susana)
A lucirme y a ver la verbena,

y a meterme en la cama después.

(Julián)
¿Y por qué no has venido conmigo

cuando tanto te lo supliqué?

(Susana)
Porque voy a gastarme en botica

lo que me has hecho tú padecer

(Julián)
¿Y quién es ese chico tan guapo

con quien luego la vais a correr?

(Susana)
Un sujeto que tiene vergüenza,

pundonor, y lo que hay que tener.

(Julián)
¿Y si a mí no me diera la gana

de que fueras del brazo con él?

(Susana)
Pues me iría con él de verbena

y a los toros de Carabanchel.

(Julián)
¿Sí, eh?

(Susana)
Sí.

(Julián)
¡¿Sí, eh?!

(Susana)
¡Sí!

(Julián)
¡Pues eso ahora mismo lo vamos a ver!

 

[...]

 

 

 

 

 

Curiosidades

El libreto escrito por Ricardo de la Vega iba a ser compuesto por Ruperto Chapí, aunque finalmente no se hizo cargo de su composición. La obra fue de mano en mano hasta que Tomás Bretón puso música al libreto en 19 días, cuando ya se ensayaba el libro. La idea de que el músico salmantino compusiera una obra de estas características, no fue bien recibida al principio, ya que Tomás Bretón nunca había puesto música a un sainete. Pero La verbena de la Paloma resultó todo un éxito y un gran acontecimiento el día de su estreno y, sin duda, es la obra más famosa de este compositor por la que siempre se le recordará. Es la obra cumbre de nuestro Género Chico y una de las más famosas y tarareadas por los españoles. Al estreno acudieron personajes tan célebres como Leopoldo Alas Clarín, entre otros.

Zarzuela conocida a nivel internacional, ya que ha sido representada en infinidad de teatros en España y en el extranjero desde que se estrenó hace más de un siglo. Posee fragmentos muy famosos y pegadizos, que han sido tarareados y silbados de generación en generación hasta nuestros días.

Cine

La verbena de la Paloma ha sido llevada al cine en tres ocasiones hasta el momento.

La primera fue en 1921, en cine mudo, dirigida por José Buchs.

La segunda versión fue en blanco y negro, en el año 1934, dirigida por Benito Perojo y protagonizada por Raquel Rodrigo y Miguel Ligero.

La tercera versión cinematográfica fue en 1963, dirigida por José Luis Sáenz de Heredia y protagonizada por Vicente Parra, Miguel Ligero, Concha Velasco entre otros.

Enlaces externos

La Revoltosa

 
 

La Revoltosa se estrenó el 25 de noviembre de 1897 en el Teatro Apolo. El libreto lo escribieron en combinación José López de Silva y Carlos Fernández Shaw, poniendo la música Ruperto Chapí.

La obra se desarrolla en un patio de vecinos de Madrid y posee un ambiente profundamente castizo.

Argumento

Mari Pepa (La Revoltosa) es una guapetona chulapona pero coqueta que tiene revueltos a todos los hombres de la vecindad, lo que enfada a las vecinas y produce celos a Felipe. Este presume de ser el único que resiste los encantos de Mari Pepa, si bien está colado por ella. Igualmente Mari Pepa siente celos cuando ve a Felipe con dos chulapas, y aunque ambos están enamorados mutuamente simulan un desprecio que no sienten.

Todos los vecinos se van a la verbena, quedándose solos Mari Pepa y Felipe que vuelven a tirarse pullas hasta que finalmente reconocen su amor.

Las vecinas, hartas del comportamiento de sus maridos hacia Mari Pepa, deciden escarmentarlos. Para ello les hacen creer que Mari Pepa los ha citado. Cada uno quiere quedarse solo para acudir a la cita, pero no lo consiguen.

Finalmente, después de descubrirse el engaño, Felipe confiesa su amor ante toda la vecindad y Mari Pepa se arroja definitivamente a sus brazos.

 

Anécdotas

Ruperto Chapí pidió a los empresarios del Teatro Apolo, actores y músicos que no desvelaran nada de la obra hasta el estreno, lo que se consiguió, con lo que el estreno era toda una sorpresa.


La noche del estreno, el propio Chapí salió a dirigir la orquesta y desde los primeros compases del preludio los espectadores se entusiasmaron. Naturalmente se repitió el preludio.


Entre los asistentes se encontraba el célebre compositor francés Camil Saint-Saëns, quien después de oír el famoso dúo entre Felipe y Mari Pepa comentó: “¿Cómo es posible que en España llamen a esto genero chico?”. Lo que ignoraba Saint-Saëns, es que lo de género chico re refiere a la duración de la obra y que no tiene nada que ver con la calidad de ella.

 

Fragmentos más populares

  • Dúo de Felipe y Mari-Pepa, "¿Por qué de mis ojos los tuyos retiras?"

 

¿Por qué de mis ojos

los tuyos retiras?

¿Por qué me desprecias?

¿Por qué no me miras?

 

  • Dúo de Felipe y Mari-Pepa, "Ay Felipe"

!Ay, Felipe de mi alma!

!Si contigo solamente

yo soñaba!

!Mari-Pepa de mi vida!

!Si tan sólo en ti pensaba

noche y día!


- Dúo de Felipe y Mari-Pepa, "La de los claveles…"

La de los claveles dobles,

la del manojo de rosas,

la de la falda de céfiro,

y el pañuelo de crespón;

la que iría a la verbena

cogidita de mi brazo...

eres tú... ¡porque te quiero,

chula de mi corazón!


El hombre de mis fatigas,

pa mí siempre en cuerpo y alma,

pa mí sola sin que nadie

me dispute su pasión;

con quien iría del brazo

tan feliz a la verbena...

eres tú... ¡porque te quiero,

chulo de mi corazón!.

AGUA, AZUCARILLOS Y AGUARDIENTE

LETRAS DE...

AGUA, AZUCARILLOS Y AGUARDIENTE

Coro de niñeras
Coro de barquilleros

Vals - Cuarteto
Final

 

 

Coro de niñeras

Niñas (Jugando al corro.)
Tanto vestido blanco,
tanta parola,
y el puchero a la lumbre
con agua sola.
Arrión, tira del cordón,
cordón de la Italia,
¿dónde irás, amor mío,
que yo no vaya?

Niñeras
Las señoras nos mandan
a Recoletos con los bebés,

[ Niño Yo quiero agua.
Niña Y yo barquillos.
Niñera
¿Y tú que quieres?
Niño Yo azucarillos.]

pa que tomen el fresco
por los jardines,
iarza y olé!

[ Niñera Pero señora porqué le pega.
Ama Porque es muy malo.
Chico Tía gallega.]

Nos encargan que vayamos
siempre detrás,
y que no nos separemos
de ellos jamás;
pero si nos habla un tipo
de esos que nos hacen tilín,
¡vaya si se quedan solas
las criaturitas al fin!

Amas (Arrullando.) ¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!

Niñas
¿Quién dirá que las carboneritas
quién dirá que las del carbón
quién dirá que yo soy casada
quién dirá que yo tengo amor?
Ahora la señá viudita
ahora se quiere casar
con el Conde, Conde de Cabra
Conde de Cabra se la ha de llevar.

Amas (Arrullando.) ¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!, ¡Ah!

Nodrizas
Nos llaman amas
y es lo cierto,
quien lo inventó tuvo talento;
pues ya es sabido, y no de ahora,
que quien nos sirve es la señora.
¡Cuándo me iré
a mi lugar,
que el farruco me manera llamar!
¿Cuándo será?
¿Cuándo me iré?
¡Qué ganillas le tengo de ver!

Cuando el rapaz a media noche
se enrabia y llora sin cesar,
nosotras no nos despertamos,
si no nos vienen a llamar.
¡Cuando me iré!
A mi lugar,
que el farruco me manda a llamar.
¿Cuándo será?
¿Cuando me iré?
¡Qué ganillas le tengo de ver!

Amas y Niñeras
Las señoras nos mandan
a Recoletos con los bebés,

[ Niño Yo quieo correr.
Otro Yo quieo saltar
Niñera
¿Y tú que quieres?
Niño Yo quieo mear.]

Nos encargan que vayamos
siempre detrás,
y que no nos separemos
de ellos jamás;
pero si nos habla un tipo
de esos que nos hacen tilín,
¡vaya si se quedan solas
las criaturitas al fin!

Niñas
Tanto vestido blanco,
tanta parola,
y el puchero a la lumbre
con agua sóla.

Niñeras y Nodrizas
(Llevándose los niños.)
Vámonos hacia casa,
porque ya es hora,
y me temo el regaño
de la señora. (Vanse.)

 

 

 

Coro de barquilleros

Coro Vivimos en la Ronda
de Embajadores,
al lao de la Ribera
de Curtidores.
Pasamos nuestra vida
con los chiquillos,
que son los que consumen
nuestros barquillos.
Cruzamos el Prao,
la plaza Colón
voceando: ¿quién los quiere
tiernecitos,
tostaítos
de canela y de limón?

Las niñeras y los soldaos
por nosotros están pirraos
y dan cuartos a los chiquillos
pa que se los jueguen a los barquillos,
y los ocho u diez u doce
que les damos por favor
se los comen casi siempre
entre la niñera y el gastador.

Cuando viene un señorito
y nos dice: vamos a jugar,
en menos que canta un gallo
la trampa está prepará.
Como están los clavos flojos
y la máquina desnivelá
por más que se vuelva mico,
que ni pa Dios que nos pué ganar.

¡Sería un pueblo! ¡U dos o tres!
Que un silbante ganar quisiera
a los barquilleros de Lavapiés.

No.1 Yo me voy a las Vistillas.
[¡Barquillos finos!]
No.2 Yo a la Puerta de Alcalá.
[¡Que son de pistón!]
No.3 Yo me quedo en Recoletos.
[¡Los llevo e canela!]
No.4 Yo a la plaza la Cebá.
[¡Los llevo e limón!]

Los cuatro ¡Ar! ¡Una!
¡Ar! ¡Dos! ¡Adiós!

 

 

 

Vals - Cuarteto
(Serafín, Asia, Doña Simona, Pepa)

Sera. ¿Está dormida?
Asia. Dormida está
Pepa. (Ya puede asegurarse
que hoy vigilará.)
Sera. Yo te adoro, mi dulce ilusión,
y tu imagen grabada aquí está:
al momento
nos casamos
cuando tenga permiso de papá.
Pepa. (¡Ja, ja, ja!)
Sera. Si entra pronto papá en el poder...
Pepa. (Ilusiones del pobre señor.)
Sera. Al instante,
muy campante,
me voy a una provincia
de gobernador.
Pepa. (¡Huy qué horror!)
Asia. Yo quiero saber
si antes de todo eso
seré tu mujer.
Sera. Claro está que sí.
Asia. Es que pasa el tiempo
y estamos así.
Sim. (Este pillastrón
está haciendo el paso
de la seducción.)
Pepa. (¡Vaya una ocasión
pa pintar un cuadro
pa la Exposición!)
Asia. Yo tu esclava constante seré
y mi amor tuyo siempre será,
que un volcán hay en mi pecho
y en su lava
por ti abrasado está.
Pepa. ¡Allá va! (Como si le pidieran agua.)
Sera. Eres digna, por tu educación,
de ocupar una gran posición
y serás gobernadora
de Cuenca o de Zamora
o de Castellón.
Sim. (¡Bribón!)
Sera. ¡Tú eres vida
de mi alma,
tú eres alma
de mi ser! (Yendo a abrazarla.)
Asia. Quita, deja,
que nos mira
desde el puesto
la mujer.
Sera. ¡Si no me quieres, bien mío,
va a haber un desastre!
Sim. (¡Qué pillastre!)
Asia. Ya sabes tú que por ti
yo a morir estoy pronta.
Pepa. (¡Ay, qué tonta!)
Asia. ¡Quieto!
Sera. ¡Anda!
Sim. (¡Pillo!)
Pepa. (¡Randa!)
Sera. Y Asia. ¡Dulce ilusión!
Sera. ¡Anda!
Asia. ¡Quieto!
Sim. (¡Tipo!)
Pepa. (¡Feo!)
Pepa. y Sim. (¡Vaya un bribón!)
Asia. ¡Ay, qué feliz que voy a ser
cuando seamos marido y mujer!
Sera. Tú mi consuelo constante serás.
Pepa. (Si no lo es de los demás.)
Sera. ¡Oh qué placer! ¡Oh qué ilusión!
¡Tú eres encanto de mi corazón;
tú haces que loco me vuelva por ti
siempre que a tu lado me veo así!
¡Te amo!
Asia. ¡Me ama!
(Doña Simona estrepitosamente.)
Pepa. ¡Agua!
Asia. Eres mi cielo.
Sera. Eres mi afán.
Pepa. y Sim. (¡No cabe duda,
es un truhán!)
Asia. ¡Ay! ¡No es posible!
Sera. Dime que sí.
Asia.
¡Ay, Serafín, yo me muero por tí!
Los dos. Nunca, bien mío,
te he de olvidar.
Pepa. y Sim. (¡Ay qué sorpresa
te vas a llevar!)
Sera. (Cuando ésta sepa
todo mi plan,
lo novelesco
te agradará,
y yo seguro cuento
el triunfar
sin el peligro
de la mamá.)
Asia. (¿Por qué, Dios mío,
me ha de engañar,
si yo le adoro
cada vez más?
De su proyecto
quiero dudar
mientras no vea
la realidad.)
Pepa. (La señorita
chiflada está
y no lo sabe disimular;
si ella le quiere
no bastarán
ni los cien ojos
de la mamá.)
Sim. (Como el proyecto
sea verdad,
yo se lo juro
al muy truhán,
aun cuando viva
cien años más,
de esta aventura
se acordará.)
(Al ver que despierta Doña Simona, Asia y Serafín vuelven a sentarse rápidamente.)

 

 

 

Final

Coro Ya es más de la una y media,
¡Jesús, qué atrocidad!
Un día en el teatro
nos amanecerá.
La culpa es de la Empresa,
y si ésto sigue así,
dará leche de burras
a la hora de salir.
¡Ay, qué calor hacía
en el teatro aquél!
Aquí se está muy fresco
y se respira bien.

(El Gachó del arpa con el instrumento)

Gacho Signori, buona sera,
ascolti per pietá,
ascolti al poverino
qui canta per mangiar.
(Toca, y la gente le rodea. Mientras ejecuta el preludio, exclama dramáticamente.)
¡Oh Dio! ¡Oh Dio, qu'io sonno disgraziato!
Una niñeira
in Barcelona,
d'un soldatino
s'inamoró,
e al mechi e michi
de relacione,
il regimento
se las guilló.
Tuti li mundi
le preguntaba:
¿qué cosa e fatto
que llora así?
E la fanciula
li respondeba
qu'il soldatino...
¡Ji, ji, ji, ji!
Io sonno il trovator
qui vaga per Madrí.

Coro
Lo que éste es un truhán;
¡Mucho ojo por aquí!
Pepa (Cantando.) ¡Ay! ¡Ay!
(La gente se acerca a ella para escucharla.)
Gacho
¡Signori, per pietá, un piecolo perro para il poverino!
(Viendo que nadie le da nada, se mete por entre la gente y vuelve a cantar.)
Una niñeira
in Barcelona,
d'un soldatino
s'inamoró...
Unos
¡Largo de ahí!
Otros
¡Déjanos en paz!
Gacho (Retirándose.) ¡Oh Dio mio, q'uio sonno desventurato!

(Oyese dentro la voz de Manuela, que pregona a gritos. Pepa sale a su encuentro.)

Manuela
¡Agua, aguardiente y azucarillos, agua!


No.5b Panaderos

Pepa Ya esta ahí la Manuela;
si vuelve a insultarme,
aunque haya aquí gente
yo no he de aguantarme.
(Yendo hacia Manuela.)
¿Tú vienes, sin duda,
buscando cuestión?
Pues no tengo gana
de conversación.
Manuela Pues yo sí la tengo
y me has de escuchar,
que vengo esta noche
con ganas de hablar.
Coro (Silencio, silencio,
que va a haber cuestión;
la cosa merece
prestar atención.)
Manuela (Que deja la vasera en el suelo.)
Tú sin duda te has creído
que yo soy una cualquiera,
porque tú tienes un puesto
y yo voy con la vasera.
Pero ya saben lo que eres
más de dos y más de tres,
porque tú eres una cosa...
que ya sabes tú lo que es.
(La gente sujeta a Pepa.)
Déjenla ustedes,
no la contengan,
que ésa me teme
más que a un nublao,
y estoy segura
que si la dejan,
no va conmigo
a ningún lao.
Pepa
¿Que no?
Manuela
¡Que no, que no!
Pepa Ya te dije yo esta noche
que en seguida que te viera
te arrancaba el añadido
por chismosa y embustera.
Si tuvieras un poquito
de vergüenza y diznidá,
no pasabas por mi puesto
con la cara levantá.
Manuela No te pongas tantos moños,
que a pesar de tu honradez,
a la calle de Quiñones
te han llevao más de una vez.
Pepa Pero a mí entodavía
en la procesión,
no han venido a invitarme
pa ir de pendón.
Coro
¡Ja, ja, ja, ja!
¡Qué bueno va!
Manuela y Pepa
Tú no tienes ni de Coro ,
ni principios, ni vergüenza,
y si vuelves a mirarme
te voy a arrancar la trenza.
Ya que no quiero más palique,
conque en facha ponte ya,
que esta noche no te salva
ni la paz y caridá.
Coro
Estas se pegan;
ahora se agarran...
¡A que la atiza!
¡A que la da!
Unos Si las dejarnos,
pué que se maten.
Otros Si llega el caso
se evitará.


(Van a agarrarse insultándose a gritos, cuando se abren paso entre la gente Vicente y Lorenzo. Al verlos se separan las dos y quedan inmóviles.)


No 5c. Cuarteto

Lorenzo (A Pepa.) Vamos a ver, ¿qué ha pasao?
Pepa No ha pasao ná.
Vicente (A Manuela.) ¿Qué haces tú aquí?
Manuela
¡Ya lo ves, petrificá!
Lorenzo (A Pepa.)
Vamos, tú, ¿qué ha sucedido aquí?
Que yo quió saberlo, ¿sabes? A decirlo todo.
Pepa Bien sabes que la Manuela
anda buscando cuestión;
yo estoy tranquila en mi puesto,
yo no la busco.
Lorenzo (A Vicente y Manuela.)
Tiene razón.
Pepa Que ella no me insulte
que yo no la falto;
pero si me ofende
tres muelas la salto.
Esto es lo que ha habido,
pregunta y verás.
(Enterneciéndose hasta llorar.)
¡Fíate de las amigas
que una quiso más,
y con este pago
al fin te verás!
(Limpiándose las lágrimas con el delantal.)
Vicente (A Manuela.)
Vamos, tú, a ver si es verdad todo eso. Va a resultar que tienes tú la culpa de tóo... Habla de una vez.
Manuela Todo lo que ha dicho ésa,
no sé si con intención,
te lo he dicho yo mil veces
hablando de ella.
Vicente (A Pepa y Lorenzo.)
Tiene razón
Manuela No la di motivos
mientras fue mi amiga
pa ninguna queja
y que ella lo diga.
¡Sino que las cosas
han venido así,
(Enterneciéndose como Pepa.)
pero a nadie le hace daño
más que me hace a mí
que por tonterías
estemos así!
(Secándose las lágrimas con el delantal
y sollozando.)

Lorenzo Pues después de oír todo
lo que ha pasao,
vais a dar sus las manos
y se ha acabao.
Vamos. (Animando a Pepa.)
Vicente (A Manuela.) ¡Anda!
Pepa (Acercándose a Manuela.) ¡Bueno!
Manuela
¡Ya!

(El Gachó del arpa que aparece por el foro abriéndose paso entre la gente.)

Gacho Una niñeira in Barcelona, etc.
(La gente le empuja y se marcha. Manuela y Pepa se dan al fin la mano y se abrazan llorando.)
Lorenzo
¡Así me gusta!
Vicente
¡Si son dos barbianas!
Coro
Al fin y al cabo
se arregló todo;
con esta gente
siempre es igual:
muchos insultos
y luego nada...
Vamos andando,
que es tarde ya.
(Vanse.)

 

 

No.5d. Pasacalle

Vicente (A Manuela.) Pa que veas, Manuela
lo que es Vicente.
Lorenzo (A Pepa.)
Mira tú si me porto
decentemente.
(Deshacen a un tiempo dos envoltorios que traen bajo el brazo y que no han dejado durante las escenas anteriores y sacan dos mantones de Manila.)

Pepa y Manuela ¡Mi mantón de Manila!
¡Los han sacao!
Vicente y Lorenzo
¡Ya los dos prisioneros
se han rescatao!
(Cada uno pone el mantón a su cada una.)
Lorenzo (A Pepa.) ¿Pues habías tú de quedarte sin ir a la verbena?
Primero faltaría el sol, digo la luna,
que es de noche.
Vicente (A Manuela.) ¡Así quió yo verte, arrebujáa en ese cacho de gloria!
Pepa (A la señá Tomasa.)
Usté, señá Tomasa,
recoja el puesto ya,
y vaya luego a casa
y espérenos allá.

(La señá Tomasa empieza a recoger
todo lo del puesto, las sillas, mesas, etc.,
Pepa coge de un vaso donde los tiene puestos en agua varios claveles, da algunos a Manuela y las dos se adornan con ellos la cabeza.)

Lorenzo y Vicente
Vamos andando, de bracero agárrate.
Pepa y Manuela (Cogiéndose a ellos.)
Vamos andando pa la calle de la Fe.
Lorenzo (A Pepa.) ¡Rica!
Pepa
¡Chulo!
Lorenzo
¡Fea!
Pepa
¡Ya!
Vicente (A Manuela.) ¡Rosa!
Manuela
¡Nardo!
Vicente
¡Lila!
Manuela
¡Quiá!
Lorenzo y Vicente
En cuanto el santo vea
estas chiquillas,
asao y todo salta
de las parrillas.
Pepa y Manuela
Y en cuanto os presentéis
vosotros dos,
al ver la gracia chula
que tienen los chavós,
nos echan estampitas
con la cara de Dios.
Lorenzo y Vicente
¡Huy, huy, huy, no te desamarres
porque así arrimaíta
te quiero yo!
Pepa y Manuela
¡Huy, buy, huy, yo no me separo
como tú no te vayas!
Lorenzo y Vicente
¡Pa mí que no!
De barro un San Lorenzo
te he de comprar.
Pepa y Manuela
Pa rezar
Lorenzo y Vicente
Y pa que no volvamos
a regañar.
Y como el Santo,
siempre a tu lao
quiero estar por tus ojos
achicharrao.

Los cuatro
Andando, vamos pronto
a la verbena
pa que digan: ahí viene
la gente buena.
Compramos unos pitos
pa pitar,
y en cuanto nos hartemos
los cuatro de tocar
en amor y compaña
nos vamos a cenar. (Vanse.)

Escribir un nuevo comentario: (Haz clic aquí)

123miweb.es
Caracteres restantes: 160
Aceptar Enviando...

R NIEVES ISIDRO | Respuesta 25.09.2019 10.41

Gracias por todo esto, mi madre de 95 años, recupera en su memoria las letras de estas canciones, a trozos, pero las tiene.

Luis | Respuesta 10.09.2019 17.25

me llamo Rodriguez
por parte de padre
me llamo Fernandez por parte de madre
mi nombre es maría
María del Carmen
María del Carmen Rodriguez Fernandez

de donde

Angela 10.09.2019 18.20

Juan Legido_ La Rodríguez. Los Churumbeles de España
http://Youtu.be/v4U_zP4qCoo

Angela | Respuesta 27.02.2019 12.51

En la Zarzuela, Luisa Fernanda. Letra canción de los vareadores.

Maria Pilar | Respuesta 27.02.2019 12.28

Me podéis decir en qué zarzuela interpreta: “hay mi morena, morena clara; hay mi morena, qué gusto da mirarla”... a

candela salas quevedo | Respuesta 03.10.2018 16.28

en qué página puedo encontrar libretos completos de zarzuelas???

Javier | Respuesta 06.01.2018 19.28

Alguien conoce la zarzuela, donde se canta una estrofa qie comienza por "el rey su majestad francisco jose i no ha tenido novedad,..."

jmlarra 09.06.2018 12.28

Javier es de "El rey que rabió" de Chapí.

humbelina díaz | Respuesta 21.07.2017 23.43

gracias por su ayuda, es un poco difícil encontrar esta información

sonia | Respuesta 09.04.2017 17.34

Excelente Ademas en muchas oportunidades cuando cantan no se entienden lo que dicen y con esta pagina nos facilitan la letra Felicitaciones

Ver todos los comentarios

Comentarios

25.09 | 10:41

Gracias por todo esto, mi madre de 95 años, recupera en su memoria las letras de estas canciones, a trozos, pero las tiene.

...
10.09 | 18:20

Juan Legido_ La Rodríguez. Los Churumbeles de España
http://Youtu.be/v4U_zP4qCoo

...
10.09 | 17:25

me llamo Rodriguez
por parte de padre
me llamo Fernandez por parte de madre
mi nombre es maría
María del Carmen
María del Carmen Rodriguez Fernandez

de donde

...
03.09 | 21:56

Que bonito escribo una novela sobre esa época y me viene muy bien verlo ,mil gracias

...
¡Hola!
Prueba y crea tu propia página web,
es fácil y gratis.
ANUNCIO